Guasdualito y sus historias

Guasdualito es una fuente inmensa de pasajes históricos importantes, que fueron conformando poco a poco la documentación actual con la que cuenta este pueblo. Hemos decidido extractar los sucesos más importantes, en un sentido cronológico, para su mejor entendimiento. Veamos pues.

1811

Guasdualito es representado en la Primera Asamblea Provincial de Barinas que se instaló el 24 de marzo, por el Doctor Juan José Mendoza. Esta Asamblea buscaba congregar a los Diputados que habían sido elegidos en los distintos Departamentos de la Provincia, además de instalar el Congreso General de Venezuela.

1812

Pablo María Pulido dirige sus pasos a los llanos apureños, formando parte de los dos grupos de personas que emigraron de Barinas, uno hacia San Carlos, y el otro hacia Apure, como consecuencia de la caída de la Primera República. Éste se incorporó a Páez como un civil, interviniendo en las campañas de El Yagual, Achaguas y La Trinidad de Arichuna. Por cosas del destino, Pulido se estableció en Guasdualito, siendo factor importante en el impulso y desarrollo del pueblo, contribuyendo así a "la reconstrucción y población de los Llanos de Venezuela y Nueva Granada".

1813

Francisco Olmedilla hijo sigue los pasos independentistas de su padre, pero fue derrotado en este año en Guasdualito, en manos de Nicolás Briceño.

1815

El Comandante Francisco de Olmedilla vence en Guasdualito, el 29 de enero, al Coronel Briceño Pacheco. José Antonio Páez, que era el Capitán de Milicias, servía con él desde Barinas y empezó una serie de intrigas para hacerse con el poder, lo que disgustó a Olmedilla que lo obligó a irse a Casanare.

1816

Se lleva a cabo el "Motín de Arichuna", cuyo objeto era acabar con el régimen impuesto por el Coronel Francisco Paula Santander en Guasdualito. El movimiento tuvo el resultado esperado ya que Santander renunció a su cargo en carta dirigida a los Jefes de los Cuerpos, y en donde expresa su dolor por ser víctima de un movimiento "que no hacía honor al nuevo Ejército de Venezuela". En dicho conflicto participaron personas como Nicolás Pumar y los Briceños y Pulidos de Barinas.

1819

Desde Guasdualito, Bolívar le escribe al Vicepresidente Francisco Zea haciéndole saber que el Coronel Francisco Aramendi se encargaría de marchar hacia Barinas para completar una importante misión: proveer al ejército de comida. Pero éste no cumplió con la encomienda, entrando en conflicto con el Libertador, a quien llegaron otras quejas acerca de aquél. El Libertador envió una carta al General Briceño Méndez para que reprendiera a Aramendi. Este último, le escribió a Aramendi haciéndole saber que "U.S. no presta ningún auxilio, ni para la conducción del parque que está detenido en Guasdualito, ni para las cogidas de ganado, y ni aun siquiera para la defensa y seguridad de esa Villa". Luego, Aramendi argumentó que todos los problemas se debían a la situación que se vivía en Guasdualito, que empeoraron con el nombramiento del Coronel Cruz Paredes, como Comandante del Departamento.

1820

El General Sucre se encuentra en Guasdualito esperando al Coronel Encinoso que había sido designado por el General Urdaneta para surtir de fusiles a los militares que allí se encontraban. Esta fue considerada una importante comisión para el Coronel dado que Guasdualito fue un punto importantísimo en las campañas de Apure que a la postre se convirtieron en factor fundamental en la Gesta Independentista.

1821

Luego de la campaña de Carabobo, Aramendi entró en grave dificultades al ser protagonistas de varios sucesos violentos. Bolívar se desilusionó y lo mandó a detener para seguirle un juicio, pero Páez, eterno amigo de Aramendi, lo regresa a Guasdualito como Comandante de Armas; al llegar al pueblo, participa en una revolución de los pardos contra los blancos e intenta asesinar al General Guerrero.

1822

Es asesinado en Guasdualito el Coronel Francisco Aramendi, en manos de individuos enviados por el General Guerrero, quien consideró haber resuelto un gran problema al "deshacerse de un monstruo".

Muere asesinado en Guasdualito Francisco Olmedilla hijo después de una brillante participación en la Batalla Carabobo.

1871

Luego de dos exilios que lo llevaron a Colombia, el General Pedro Manuel Rojas fallece en Guasdualito, en algún día de febrero, cuando emprendía su viaje a Caracas al enterarse que lo habían invitado de regreso al país. Aún cuando el lugar específico de su muerte no está totalmente definido (se dice que fue entre Guasdualito y Periquera), los historiadores afirman que fue en Guasdualito el lugar donde "murió el hombre en quien tantos venezolanos tenían cifradas grandes esperanzas, para encaminar los destinos del país con la honrada convicción de procurar su bien... Pero el Dios de las Naciones, dispuso que allí quedara esa esperanza sepultada".

 
Guasdualito.com - Todos los derechos reservados @ 2006